Gobiernos de Mamerto Urriolagoitia, Junta militar

1. Gobierno de Urriolagoitia.

2. Gobierno de una junta militar.

1. Gobierno de Urriolagoitia. — Como el H. Congreso Nacional se hallaba en receso, el Vicepresidente Mamerto Urriolagoitia asumió la Presidencia de la República sólo con carácter interino, hasta que se reunieran los Representantes Nacionales.

El 4 de agosto de 1949, ya en funciones de Presidente interino, expidió un decreto supremo señalando el 6 de agosto de dicho año para la instalación de labores del Parlamento boliviano.

Luego de haberse ejecutado la instalación del Congreso Nacional, el Senado Nacional eligió como Presidente de esta alta corporación al Senador por el Departamento de La Paz, Waldo Belmonte Pool, el cual, de conformidad con la Constitución Política del Estado, además de ejercer ese cargo, quedaba como Presidente del Congreso y en tal condición, de Vicepresidente de la República.

Poco tiempo después de haberse instalado el Congreso Nacional, el 27 de agosto de 1949 se inició una guerra civil levantándose en armas las guarniciones militares de Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Potosí, Sucre y otros distritos, con excepción de La Paz, por haberse descubierto en esta ciudad el complot revolucionario, horas antes del estallido revolucionario.

Luego de sangrientas luchas producidas en aquellas ciudades y de haberse bombardeado Cochabamba por la aviación leal al gobierno, casi al mes exacto de la iniciación de la lucha civil, dichas unidades militares leales consiguieron la victoria final en la región de Incahuasi, con la cual se consolidó la estabilización del gobierno de Urriolagoitia, quien hizo conducir al Panóptico Nacional a una gran parte de los principales protagonistas de la insurrección.

Para consolidar la paz en toda la República, el Presidente Urriolagoitia visitó con una comitiva especial todos los distritos del país, recorriendo victoriosamente.

De otra parte, el Congreso Nacional sancionó el 20 de septiembre de 1949 una ley promulgada al día siguiente por el Ejecutivo, cuyos artículos l9 y 2 determinaban que el 24 de septiembre sea declarado feriado cívico nacional en homenaje a la victoria alcanzada sobre los rebeldes, “afianzando así el imperio de la Constitución y las leyes”, y disponiendo que a horas 12 del día indicado se guardara un minuto de silencio en toda la Nación, en memoria de “los bolivianos  que rindieron su vida en defensa del orden constitucional”.

Como el ex-Presidente Hertzog seguía mal de salud, consideró necesario resignar definitivamente la alta situación que ocupaba, en vista de lo cual y ante la insistencia de su renuncia, el Congreso Nacional sancionó en su sesión del 22 de octubre de 1949 la ley por la que se aceptaba la renuncia y, determinaba la continuidad del Presidente Urriolagoitia hasta completar constitucionalmente el período a concluirse el 6 de agosto de 1951.

Una de las leyes más importantes para el progreso de las ciudades bolivianas fue la promulgada el 30 de diciembre de 1949, mediante la cual se reconocía el derecho de propiedad horizontal en los diversos pisos de un edificio y los departamentos en que se dividía cada piso, pudiendo pertenecer a cada uno de ellos a diversos propietarios, de acuerdo con las disposiciones fijadas en ella.

Mediante decreto supremo expedido el 27 de junio de 1950, se determinó organizar un “Comité Pro-Construcción del Hospital Militar” de La Paz, integrado por el Ministro de Defensa Nacional, el Ayudante General de dicho Ministerio, los Directores del Servicio de Sanidad Militar y del Servicio de Ingenieros, el Inspector de Sanidad Militar y un representante de la Contraloría General.

Con anticipación de un año, el 17 de noviembre de 1950, fue promulgada la ley mediante la cual se declaró civil feriado el 5 de noviembre de 1951, fecha en la que sería celebrado el Centenario de la ley que creaba la actual bandera nacional.  En la misma ley se declaró monumento nacional al pilar existente en el cerro de Conchupata, alrededores de la ciudad de Oruro, en la que se izó por primera vez, por determinación del Presidente Manuel Isidoro Belzu, la enseña boliviana.

Cerró el año de 1950 en medio de cierta incertidumbre política, pues en mayo del siguiente año debían efectuarse las elecciones presidenciales, para cuyo evento se preparaban los diferentes partidos políticos, deseosos todos ellos de tomar el poder con el voto popular.

Fueron, pues, los primeros meses de 1951 de intensa actividad política, habiéndose presentado seis candidaturas presidenciales para el período 1951 - 1955: Gabriel Gosálvez fue el candidato del PURS; Víctor Paz Estenssoro, del MNR; José Antonio Arze, del PIR; Tomás Manuel Elío, del Partido Liberal; Guillermo Gutiérrez Vea Murguía, de Acción cívica Boliviana, recientemente organizada con fines electorales; y Bernardino Bilbao Rioja, por FSB.

Las elecciones realizadas el domingo 6 de mayo de 1951 dieron sorpresivamente el triunfo a la candidatura del MNR, encabezada por Víctor Paz Estenssoro, Jefe Nacional de ese partido, y por Hernán Siles Zuazo, candidato a la Vicepresidencia y a la vez Subjefe de la misma entidad política.

Lo natural habría sido que el gobierno del Presidente Mamerto Urriolagoitia hubiese reconocido el triunfo del adversario, pero, lejos de proceder legalmente, incurrió en un profundo error al entregar diez días después, 16 de mayo, la conducción del gobierno a una Junta Militar presidida por el general Hugo Ballivián Rojas.

2. Gobierno de una junta militar. — El pueblo de Bolivia recibió la noticia del encumbramiento de la Junta Militar de Gobierno, presidida por el general Ballivián, no sólo con harta sorpresa, sino, en su mayoría con notorio desagrado, pues no se había cumplido el mandato popular evidenciado en las ánforas electorales.

Durante los meses siguientes de 1951, el des-contento popular fue acentuándose paulatinamente y creció la oposición, a causa del desconocimiento que se hizo de la voluntad ciudadana.

Enero y febrero de 1952 transcurrieron con relativa calma, y para marzo de dicho año se pro-gramó por el gobierno de la Junta Militar, la repatriación de los restos de Eduardo Avaroa, héroe de Calama en la defensa de dicha población boliviana, cuando la Guerra del Pacífico.

Con este objeto se organizó una comisión repatriadora jefaturizada por el Subsecretario de Defensa Nacional, general Francisco Arias, la misma que estuvo integrada por representantes de la Asociación de Periodistas de La Paz, Centro Cívico Cultural “Avaroa”, Radio Illimani y otras instituciones.

El retorno de la comisión repatriadora se produjo en horas de la mañana del 23 de marzo, correspondiente a igual fecha de 1879, en la que Avaroa culminó su sacrificio al defender el puente To. páter con singular bravura y heroísmo, y cuya acción tan valerosa fue reconocida por sus propios adversarios.

Desde la Estación Central de Ferrocarriles hasta la plaza Avaroa situada en la zona de Sopocachi, la urna donde reposaban los restos del héroe fue transportada en un imponente desfile cívico, superado tan sólo por su cantidad en la igual repatriación que, en diciembre de 1965 se hizo de los restos del Mariscal Andrés Santa Cruz, ex-Presidente de Bolivia, los mismos que se hallaban sepultados en el cementerio de Versalles (Francia).

Luego de que hubieron desfilado millares de personas integradas por escolares, estudiantes, instituciones de todas las clases sociales y el pueblo todo, rindieron su homenaje las Fuerzas Armadas de la Nación, en cuya oportunidad se hizo una in-cuestionable presentación de poderoso armamento que tenían.

Sin embargo de esa demostración potencial, de fuego, poco después, 9 de abril de 1952, estalló la revolución organizada por el MNR, partido que había triunfado en las elecciones presidenciales del 6 de mayo de 1951, y que ahora tomaba el gobierno en mía sangrienta revolución popular iniciada al amanecer de dicho día en la ciudad de La Paz, con iguales repercusiones en Oruro y otras ciudades, la misma que duró tres días, al cabo de los cuales, 12 de abril, se instaló en el Palacio de Gobierno Hernán Siles Zuazo, quien fue elegido Vicepresidente en aquellas elecciones.

Etiquetas