La lectura

La lectura es un proceso de pensar

1. Lee en silencio este hermoso poema de Rabindranath Tagore (Poeta de origen indio.  Premio Novel de Literatura 1913)

La lectura

“Mi voluntad de poeta

se muere de vergüenza

ante Tí, Señor, poeta mío.  Aquí

me tienes

sentado a tus pies.  Déjame

sólo hacer recta

mi vida y sencilla como

una flauta de caña,

para que Tú la llenes de música”

 

Tareas

(Para el cumplimiento de algunas tareas, usa tu cuaderno de ejercicios)

2. Vuelve a leer el poema, pero esta vez en voz alta.

3. Responde, por escrito, a las siguientes preguntas:

- Quién dice: ¿“Mi voluntad de poeta se muere de vergüenza ante Ti, Señor, poeta mío”?

- ¿Qué piensa tú que eres poeta?

- ¿Por qué Rabindranath dice que Dios es un poeta?

4. Copia el fragmento del poema en que el autor solicita a Dios que permita qu e su vida sea semejante a la de una caña.

- Responde oralmente a esta pregunta.

La lectura - Lenguaje y Literatura

5. Responde oralmente a esta pregunta:

6. Haz un dibujo de interpretación del texto.  Para este efecto, usa cualquier material: papel, cartulina, tizas de color, lápices, acuarelas, témperas, etc.

7. Logra una exposición de tus trabajos.  Ante ellos, responde a estas otras interrogaciones: (oralmente o por escrito)

- ¿Qué me gusta de mis trabajos?

- ¿Qué debo corregir, en ellos?

8. Luego, vuelve a leer el poema de Rabindranath Tagore y discute con tus compañeros:

La lectura - Lenguaje y Literatura

9. Una vez que logres una síntesis de tu pensamiento, recién entonces, aprende el poema de memoria, tal como fue escrito por el autor.

10. Aplica su enseñanza a tu vida diaria.

 

Escribir después de leer

— Lee este cuestionario, y seguidamente el poema.

— Después, vuelve a leer el poema para responder, por escrito, a cada una de las preguntas formuladas. Léelo cuantas veces sea necesario. Usa tu cuaderno de ejercicios:

Aquí tienes el cuestionario

- En este poema de Oscar Cerruto, ¿qué es lo primero: ¿el meditar o el recordar?

- Siguiendo la idea del poeta, ¿qué es más poético: hablar de un dolor de muelas o del dolor del alma?

- Cerruto nos instruye:

Para expresar el dolor en un poema, no basta con decir:

“¡Oh dolor!” Es preciso transmitir esa idea con otros recursos literarios.

Por ejemplo ¿Cómo me comunicarías tu tristeza sin utilizar estas palabras?:

La lectura - Lenguaje y Literatura

- El poeta insinúa la idea de que quién comienza a escribir versos, a veces, suele hacerlo mostrándonos su dolor, de una manera o de otra. ¿En qué parte del poema dice que, aún a través del dolor, se puede alentar al hombre a levantar su espíritu?

Aquí tienes el poema:

Instrucciones para escribir un poema

Meditar, lo primero, meditar, si se puede,

no importa si a oscuras o con luz.

Recordar un dolor, cualquier dolor, sabiendo

que la vida está hecha de dolores.

Y no un dolor de muelas, por supuesto,

que para este propósito no sirve.

Algún dolor del alma, si lo tuvo,

y si así fuera, no bastará exaltarlo

con solo dos palabras: “¡Oh dolor!”

sino expresarlo como cosa viva,

con real desconsuelo como si se estuviera

sufriendo un aguijón.  No es cómodo,

lo sé, pero así habrá conseguido

su primer verso.

En cuanto al segundo, no se aflija:

se dará por añadidura, por aquello

de que el dolor enseña y crea.

Para el tercero y hasta para el cuarto

no es necesario ya seguir sufriendo.

Ponga una reflexión y piense

que, si no es verso, por lo menos,

nadie le dirá que no es verdad.

En lo que resta,

no abunde en lágrimas, escriba

que el dolor templa, que hace más hombres,

o más mujeres, si ese fuera el caso.

Y tómelo con calma, no trepide,

no imite a Franz Tamayo, hable de flores,

mencione algún crepúsculo, o la luna,

un viejo amor frustrado (siempre lo hubo)

y termine invocando al optimismo

que es escuela incomparable

para hacer un poema memorable.

Tomás Gracián (Óscar Cerruto - Poeta y escritor paceño)

 

¿En qué o en quienes pensamos?

- Lee este poema de Oscar Alfaro: “La agonía del árbol”:

Furiosamente ladraba el hacha,

mordiendo el árbol como un lebrel.

Y él derramaba sus flores blancas

sobre el hachero que era un doncel.

¡Ay no me mates, niño del alma,

quiero la vida para hacer bien,

para brindarte flores y nidos

y tiernos frutos llenos de miel!...

Pero el hachero sordo a sus ruegos

le cercenaba los verdes pies

hasta que el árbol le cayó encima

y el niño entonces murió con él.

 

Habrás advertido que, como todo buen poema, éste fue escrito con belleza.  Advierte ahora que el poema del autor tarijeño, da margen a separar algunas ideas fundamentales.  Son siete tales ideas.  Ellas, desde el punto de vista de la construcción gramatical recta, son las siguientes:

La lectura - Lenguaje y Literatura

Fíjate bien.  Las oraciones mencionadas, no son ya hermosas.  Pero son muy claras.

- Ahora, en tu cuaderno de ejercicios, responde a estas preguntas:

¿De qué o de quiénes se habla en el poema?

¿Qué se dice de ellos?

(Grafico: Óscar Alfaro.  Poeta tarijeño)

En forma escrita: ¿cómo expresamos nuestros pensamientos?

- Lee este poema:

El sapo

Oscar Alfaro

 

Con sus pupilas de cobre

empapadas de dolor,

yo lo vi llorando sobre

el cadáver de una flor.

 

Desde tiempo inmemorial

este viejo enamorado

vivió siempre arrodillado

a los pies del rosedal.

 

Y, en el campo del honor,

venció a fieros batallones

de apasancas y escorpiones

por la rosa de su amor.

 

Pero gentes despiadadas,

una roja tarde en flor,

lo mataron a pedradas

en el huerto del dolor...!

 

— Ahora, analiza en el cuadro que aparece a continuación, que un poema puede ser explicado lógicamente; pero que ese no es el camino más viable para gustar ce la poesía.

Fíjate en este ejemplo:

“Con sus pupilas de cobre” Las pupilas del sapo no son de cobre; pero la palabra subrayada da idea de color rojizo.

El poeta ha utilizado un lenguaje de traslaciones, es decir, ha aplicado a un objeto el nombre de otro, cuya relación es advertida algunas veces con facilidad.

En otras, la relación mencionada, no es tan evidente.

He aquí el cuadro “explicativo”:

La lectura - Lenguaje y Literatura - expresión de pensamientos

— En tu cuaderno de ejercicios, responde ahora a estas preguntas:

¿Qué caracteriza el poema “El sapo” de Alfaro?

¿La construcción bella de este poema es semejante a la construcción lógica ce cualquier otra forma de comunicación?

¿Qué conclusión puedes sacar tú acerca de la manera como el hombre utiliza el lenguaje? Piensa en la manera particular que tienen los seres humanos para explicar o comunicar sus ideas; esto es, en el “estilo”.

— Luego copia un poema en el cual, por ejemplo, se hable de un pájaro y, del mismo modo, copia un pequeño resumen científico que se refiera a esa misma ave.  Anota las diferencias existentes entre ambas formas literarias e intenciones científicas.