Canto a Murillo

Letra y Música: Prof. Luís Felipe Arce.

 

La victoria grandiosa de Julio

En el alma del pueblo vibró,

Nueva vida, nuevos hechos,

A Bolivia una gloria le dio.

 

Murillo mostró ante el mundo

El coraje que su alma asombró,

Y la luz de su tea bendita

A los pueblos de América alumbró.

 

Desde entonces somos libres,

Bajo un cielo sin igual,

Entonando por doquiera

La gloriosa epopeya inmortal.

 

Cuando el viento del Illimani

Bata a ritmo nuestro pendón,

¡Oh! Cantemos a Murillo

Esta noble y sentida canción.

 

Fue escrita en memoria del Protomartir de La Independencia Don Pedro Domingo Murillo.

 

Vocabulario

Confín: Limítrofe. Limites. El sitio más lejano.

Centella: Rayo.

Destella: Resplandor momentáneo, ráfaga de luz.

Eros: Hijo de Júpiter y Juno, dios de la Guerra.

Fojas: Hoja de papel en un proceso. Cualquier hoja de papel.

Fulgor: Resplandor, brillo.

Lides: Combate, lucha.

Lira: Instrumento de música de varias cuerdas tañida con ambas manos como el arpa.

Sien: Parte lateral de la cabeza, entre la frente, la oreja y la mejilla.

 

Biografía

Nació en La Paz el año 1757 y falleció el año 1810.  Triunfante liderizó la insurrección del 16 de Julio de 1809 con otros patriotas y nombrado Presidente de la Junta Tuitiva; ese mismo año se enfrentó el 25 de octubre al ejército de Goyoneche, donde fue derrotado, apresado y condenado al suplicio de la horca.  Luego se le cortó la cabeza, que quedó expuesta en una pica para escarmiento en el Alto de La Paz; en el cadalso, antes de morir pronunció esta frase que ha recogido la historia “La tea que dejo encendida nadie la podrá apagar”.

Etiquetas