Al 2 de Agosto

Por: Clemente Mamani Laruta

Los sempiternos ojos del campesino

Miran por siempre el nuevo horizonte,

Conjugando la remembranza del huracán.

 

Que se pierde en el sol minero,

Galopando en la constelación

Del pasado.

 

Día del clamor y la rebelión

Coronada en el ancestro de los andes,

Que elevan la refulgente exaltación

Por las alturas insomnes del continente.

 

Fecha del ímpetu y la consciencia

Labrada en el primor de la fortaleza

Y esculpida con la mano endurecida

Del labriego.

 

La historia bendice en sosiego

Alumbrando el impulso vehemente

el viento abre los caminos perdidos,

Surcando la constancia del guerrero

Y ahuyentando espectro de la miseria.

Etiquetas