Himno a Sucre

(3 de febrero)

Letra: Dr. Jacobo Ramallo

Música: Dn. Marcelino Hidalgo

 

Al Gran Sucre, la gloria del mundo

Recordemos con himnos de paz;

Él nos dio Libertad con su sangre

Y su nombre su nombre inmortal

 

De Ayacucho, en el campo su espada,

Como rayo del cielo Brillo;

Y a su luz se mostraron gloriosos,

Libres, Libres los hijos del sol.

 

El altar de la Patria es hermoso

Con la imagen del Gran Mariscal,

Vengador de los Incas sublime,

Él nos dio Libertad, libertad.

 

Bendigamos el nombre querido

De Bolivia su noble blasón;

Que, venciendo al olvido y al tiempo,

Viva siempre en recuerdos de amor.

 

Vocabulario

Altar: Ara o piedra destinada para ofrecer el sacrificio.

Blasón: Escudo de Armas.

Himnos: Cánticos.

Inmortal: No mortal.  Imperecedero.

Sublime: Excelso, eminente.

 

Historia del Himno

El Himno a Sucre fue escrito en memoria del Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José De Sucre, que nació el 3 de febrero de 1795 en Cumaná, Venezuela y asesinado con 4 balas de fusil, en la encrucijada de Barruecos el 4 de junio de 1830 a la edad de 35 años.

Antonio José De Sucre quedó huérfano a muy tierna edad, siendo criado y educado con esmero por su tío José Manuel de Sucre.  El año 1808 ingresa a la carrera de las armas llegando por su talento y predilección a las matemáticas a ser un destacado Ingeniero Militar; sabedor de que estalló la Guerra de la Independencia, Sucre se alista en las filas del Ejército Patriota distinguiéndose por su valor, talento y pericia militar. Bolívar al reconocer esos méritos lo nombra Jefe de su Estado Mayor y General de División.

Antonio José de Sucre asistió a muchas batallas todas llenas de gloria, pero, la más significativa es sin duda la Batalla de Ayacucho.

 

Biografía de los autores

Dr. Jacobo Ramallo

Nació en la ciudad de Sucre y educando hasta su formación profesional en su ciudad natal. Poeta y Literato de gran prestigio; su obra literaria es copiosa y de mérito, parte de ella esta recopilada en su libro; “Mis Versos".  De su obra poética se destacan las vibrantes estrofas del; “Himno a Sucre”, dedicada al Gran Mariscal de Suero. Don Marcelino Hidalgo.

Fue militar de Profesión, meritorio instrumentista, que surge a partir de la fundación de la Banda Militar, donde alcanzo en mayor incremento la Música Patriótica de Marchas Militares.

Entre los impulsores de la obra musical boliviana, esta Don Marcelino Hidalgo, autor de varias Marchas Militaros y de la Música del: “Himno a Sucre”, con la Letra del Dr. Jacobo Ramallo.

Etiquetas

Relacionados

Letra: Don Gregorio Reynolds

Música: Don Mauricio Mancilla

 

Con la gran marcha militar

De los Colorados,

Avancemos rumbo al ideal

A paso marcial.

 

El ondulante palpitar

De nuestra bandera,

Lleva ya su rumor de mar

Hasta nuestro hogar.

 

Hay que escuchar el sonoro raudal

De nuestra Tricolor, tendida al Litoral

Y el del clarín que aumentará

Nuestro fervor.

 

Flor de Chuquisaca

Me voy de tu lado

Me voy llorando porque te dejo

Mi pobre corazón.

 

Si pudiera hablarte

El buen Churuquella

Te contaría lo que he sufrido

Por conquistar tu amor.

 

Quimba:

Adiós mi amor

Adiós mi adorada flor

Con el perfume de tu cariño

Yo he de sobrevivir.

 

Vocabulario

Antro: Caverna, cueva.

Doquier: Donde quiera

Letra: Dr. Ricardo Mujia

Música: Don Eduardo Berdecio

 

A la luz sonrosada de Oriente

Que acaricia tu sien virginal

Alza oh Charcas dichosa la frente

Y recuerda tu gloria inmortal.

 

Libertad, Libertad es el grito

Que se escucha doquier resonar

De las grietas andinas al llano.

Y del llano a las ondas del mar.

 

El pampero le lleva en sus alas

Hasta el antro en que ruje el jaguar

Himno al Trabajo

Letra: F. Juncos

Música: A. Joly

 

Trabajemos, trabajemos

No haya tregua en la labor.

Trabajemos, trabajemos

Que el trabajo es la ley de Dios.

 

No te detengas, dale sin reposo

Luz a la mente y a la mano acción.

Que el es trabajo, la oración del fuerte

Y el pensamiento nos acerca a Dios.

 

Letra: Don Tomas O’Connors D’Arlach

Música: Dr. Juan Di Fiori

 

Tarijeños, la fama pregona

Nuestra gloria y heroico valor;

Bravos hijos de Méndez nos llaman

De la Patria el orgullo y honor.

 

De los héroes del quince de Abril

Tremolamos el bello pendón,

Y llevamos la noble divisa:

Patria, Ley, Libertad, Religión.

 

Ni tiranos, ni déspotas nunca

Nuestro orgullo podrán abatir,

Letra y Música: Prof. Luís Felipe Arce.

 

La victoria grandiosa de Julio

En el alma del pueblo vibró,

Nueva vida, nuevos hechos,

A Bolivia una gloria le dio.

 

Murillo mostró ante el mundo

El coraje que su alma asombró,

Y la luz de su tea bendita

A los pueblos de América alumbró.

 

Desde entonces somos libres,

Bajo un cielo sin igual,

Entonando por doquiera

La gloriosa epopeya inmortal.

 

Letra: Gastón Velasco Carrasco

Música: Don Mario Velasco O.

 

En las playas del mar boliviano,

Coronada de luz y esplendor,

en las glorias de Sucre y Bolívar

Se levanta esta noble ciudad.

 

Nuestro puerto añorado nos llama,

Que volvamos a ver nuestro mar;

Libertando esta tierra bendita,

Que el chileno invasor nos robó.

 

Antofagasta ciudad querida

Los bolivianos te amamos más;

El fervor de cada pecho se ilumina

Letra: Don Gastón Velasco Carrasco

Música: Don Edgardo Otero de la Vega

 

¡Adelante bolivianos!

Marchemos hacia el mar

Que la Patria nos reclama

El cautivo Litoral.

 

Todo anhelo y esperanza,

Volver a nuestro mar;

Que siempre, tendrá Bolivia,

Otra vez, su Mar, su Mar.

 

¡Antofagasta, tierra hermosa,

Tocopilla, Mejillones y Tal Tal,

Con Cobija y Calama

Otra vez a Bolivia Volverán!

 

Canto a Avaroa

(23 de marzo)

Letra: Gregorio Reynolds

Música: Luciano Bustios

 

Ensalcemos el épico gesto del

orgullo de un héroe, el desdén del

que solo, indomable y enhiesto por

su tierra luchó contra cien.

 

Se tino la corriente del Loa

con la sangre del noble adalid