Himno al Departamento Autónomo de Oruro

Letra: Dn. José Encinas Nieto

Música: Dn. César Achaval

 

Cuando irradia el fulgor de la aurora

Al morir en la tierra el capuz,

Todo el mundo de pie te saluda

Porque nace en tus cumbres la luz

 

El Sajama es el trono sublime,

Do se sienta la hermosa deidad,

La que vino radiante del cielo,

Coronada de Luz; Libertad.

 

Pagador el titán de Los Andes

Ante quien humillóse el león,

Como Dios separando tinieblas

Con su genio forjo otra creación.

 

El también en el mar de la vida,

Cual Colon otro mundo nos da;

Libertad, que es el mundo bendito,

Donde vive feliz el mortal.

 

Vocabulario

Aurora: Claridad que precede a la salida del sol.

Capuz: Capucho o capucho.  Capa o capote antiguo.

Do: Donde.

Deidad: Divinidad.

Irradia: Despedir un cuerpo rayos de luz, calor u otra energía en todas direcciones.

Fulgor: Resplandor, brillo.

Sublime: Excelso, eminente.

Titán: Gigante.

Genio: Carácter.

Forja: Crear, inventar, imaginar.

Mortal: Que ha de morir.  El hombre es mortal.

 

Biografía de los autores

Dn. José Encinas Nieto

Nació en la ciudad de Oruro, aproximadamente el año 1900, y falleció en la misma ciudad en septiembre de 1965. Escritor autodidacta, trabajo como redactor en varios periódicos y poeta fue designado profesor de Literatura del Colegio Simón Bolívar y resultando ser uno de los destacados profesores en la Cátedra del Castellano.

Don Cesar Achaval

Don Cesar Chaval, nació en la ciudad de Oruro, el 27, de febrero de 1890; Su consagración finaliza con la composición del “Himno a Oruro” ganado por concurso, No tuvo la satisfacción de recibir la gratitud de su pueblo, ya que falleció el 26 de Agosto de 1925 a la edad de 35 años, y recién en 1929 su obra fue declarada como: “Himno Oficial del Departamento de Oruro”.

Historia del himno

El himno al departamento autónomo de Oruro fue escrito en homenaje al Levantamiento Libertario del 10 de febrero de 1781, encabezada por Sebastián Pagador y Jacinto Rodríguez.  De acuerdo a datos históricos el Himno fue declarado oficialmente como tal, el año 1929.  Los autores son, en letra Dn. José Encinas Nieto y en música Mayor de Banda Cesar Achaval Cárdenas; tiene 4 estrofas.

Etiquetas

Relacionados

Letra: Don Gregorio Reynolds

Música: Don Mauricio Mancilla

 

Con la gran marcha militar

De los Colorados,

Avancemos rumbo al ideal

A paso marcial.

 

El ondulante palpitar

De nuestra bandera,

Lleva ya su rumor de mar

Hasta nuestro hogar.

 

Hay que escuchar el sonoro raudal

De nuestra Tricolor, tendida al Litoral

Y el del clarín que aumentará

Nuestro fervor.

 

Flor de Chuquisaca

Me voy de tu lado

Me voy llorando porque te dejo

Mi pobre corazón.

 

Si pudiera hablarte

El buen Churuquella

Te contaría lo que he sufrido

Por conquistar tu amor.

 

Quimba:

Adiós mi amor

Adiós mi adorada flor

Con el perfume de tu cariño

Yo he de sobrevivir.

 

Vocabulario

Antro: Caverna, cueva.

Doquier: Donde quiera

Letra: Dr. Ricardo Mujia

Música: Don Eduardo Berdecio

 

A la luz sonrosada de Oriente

Que acaricia tu sien virginal

Alza oh Charcas dichosa la frente

Y recuerda tu gloria inmortal.

 

Libertad, Libertad es el grito

Que se escucha doquier resonar

De las grietas andinas al llano.

Y del llano a las ondas del mar.

 

El pampero le lleva en sus alas

Hasta el antro en que ruje el jaguar

Himno al Trabajo

Letra: F. Juncos

Música: A. Joly

 

Trabajemos, trabajemos

No haya tregua en la labor.

Trabajemos, trabajemos

Que el trabajo es la ley de Dios.

 

No te detengas, dale sin reposo

Luz a la mente y a la mano acción.

Que el es trabajo, la oración del fuerte

Y el pensamiento nos acerca a Dios.

 

Letra: Don Tomas O’Connors D’Arlach

Música: Dr. Juan Di Fiori

 

Tarijeños, la fama pregona

Nuestra gloria y heroico valor;

Bravos hijos de Méndez nos llaman

De la Patria el orgullo y honor.

 

De los héroes del quince de Abril

Tremolamos el bello pendón,

Y llevamos la noble divisa:

Patria, Ley, Libertad, Religión.

 

Ni tiranos, ni déspotas nunca

Nuestro orgullo podrán abatir,

Letra y Música: Prof. Luís Felipe Arce.

 

La victoria grandiosa de Julio

En el alma del pueblo vibró,

Nueva vida, nuevos hechos,

A Bolivia una gloria le dio.

 

Murillo mostró ante el mundo

El coraje que su alma asombró,

Y la luz de su tea bendita

A los pueblos de América alumbró.

 

Desde entonces somos libres,

Bajo un cielo sin igual,

Entonando por doquiera

La gloriosa epopeya inmortal.

 

Letra: Gastón Velasco Carrasco

Música: Don Mario Velasco O.

 

En las playas del mar boliviano,

Coronada de luz y esplendor,

en las glorias de Sucre y Bolívar

Se levanta esta noble ciudad.

 

Nuestro puerto añorado nos llama,

Que volvamos a ver nuestro mar;

Libertando esta tierra bendita,

Que el chileno invasor nos robó.

 

Antofagasta ciudad querida

Los bolivianos te amamos más;

El fervor de cada pecho se ilumina

Letra: Don Gastón Velasco Carrasco

Música: Don Edgardo Otero de la Vega

 

¡Adelante bolivianos!

Marchemos hacia el mar

Que la Patria nos reclama

El cautivo Litoral.

 

Todo anhelo y esperanza,

Volver a nuestro mar;

Que siempre, tendrá Bolivia,

Otra vez, su Mar, su Mar.

 

¡Antofagasta, tierra hermosa,

Tocopilla, Mejillones y Tal Tal,

Con Cobija y Calama

Otra vez a Bolivia Volverán!

 

Canto a Avaroa

(23 de marzo)

Letra: Gregorio Reynolds

Música: Luciano Bustios

 

Ensalcemos el épico gesto del

orgullo de un héroe, el desdén del

que solo, indomable y enhiesto por

su tierra luchó contra cien.

 

Se tino la corriente del Loa

con la sangre del noble adalid