Lectura Creadora

He aquí unas preguntas que debes responder:

– ¿Para qué lee uno?

– ¿Qué significado tiene la vida material del hombre ante la eternidad?

– Te pido que tomando en cuenta la segunda pregunta y posibles respuestas, saques tú algunas conclusiones por escrito.  Para ese efecto, medita en el mensaje que encierran las lecturas que van seguidamente.  Pero también toma en cuenta este guion:

Primero. Mi vida ha de ser breve. Pero eso mismo debe obligarme a ennoblecerla todos los días, de modo que ella – apenas un soplo – no sea como la de los seres irracionales que nacen, crecen, se reproducen y mueren.

Segundo. Hasta ahora ¿he hecho algo al servicio de los demás que pueda justificar mi vida?

Estas son las lecturas motivadoras:

@dibujo

“Muy al norte, en la tierra llamada Swthjold, se yergue una roca.  Tiene cientos de millas de ancho y otro tanto de altura.  Una vez cada mil años llega hasta ella un pajarito para afilar su pico.  Cuando a causa de esto la roca llegue a desgastarse enteramente, habrá transcurrido nada más que un sólo día de la eternidad”.

Hendrik W Van Loon

“Una vez le preguntaron a Moisés cuánto tiempo hacía que Dios había creado el mundo.  Moisés no supo qué contestar y se lo preguntó a Dios.  Dios le contestó:

– He creado el mundo.  En el mundo creé catorce mil ciudades de plata, que llené de granos de mostaza.  Después, creé un pájaro cuyo alimento se reducía a un grano de mostaza al día hasta que agotara la provisión.  Esa es la edad del mundo”.

Sarrille – Abadie “Rodo”

Otra interpretación:

Conozcamos a nuestros escritores:

Edmundo Camargo V.

n. en Sucre, m. en Cochabamba (1936 - 1964)

Poeta.  Poeta mayor, pese a su edad. Publica un libro fundamental: Del Tiempo de la Muerte”. Su prologuista: Jorge Suarez, dice de él: “Este libro sin duda está destinado a ser uno de los clásicos de la poesía latinoamericana”.

Comentario: Edmundo Camargo V. – poeta joven, casi un niño – fue un poeta en la extensión del término. Amaba la poesía; la estudiaba con una devoción casi mística.  Para él, ésta, en el poema, develaba siempre un poco de su propia vida interior.  Por eso solía huir de los “poemas'” que no la contenían como dentro de un cofre de oro.  Sí, huía de lo trivial, de lo amanerado, de cierto engaño que aparecen en los escritos de quienes elaboran su obra al rescoldo de la postura y de la inautenticidad.  Este hecho testimonial estaba presente en sus trabajos literarios.  A tal punto se exigía él mismo, que sacaba de sus poemas todo aquello que le parecía insustancial.

Un día me dijo, mirando un árbol: ... “Habría sido hermoso, de no ser porque algunos de sus colores son innecesarios'”.

He aquí uno de sus poemas breves:

 

El viento llena su red

con pájaros

y a la noche el viento la llena

con astros.

Voz mínima

Más si el viento entra a mi alma

y la sacude, las hojas

caen a través de mis ojos.

Esta es una interpretación de uno de mis alumnos.  Me parece importante que la conozcas:

(En torno al poema de Camargo:

Yo soy un árbol.  El viento es la muerte que viene, engañosa, pero segura, vestida de música y de luces.

Cuando ella aparece, cuando yo tengo el convencimiento de que ella viene, comienzo a morir.  Caigo en su hechizo miedoso.  Y mi poesía muere conmigo).

Escribe tu propia interpretación acerca de este poema.

La lectura - Lectura creadora - Lenguaje y Literatura - Ibolivia.net