El Oriente Boliviano y su Cultura

El Oriente Boliviano y su Cultura - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Pueblos del oriente boliviano y cultura - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Cartas de niños:

Pueblos del oriente boliviano y cultura - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Carta de un niño Chacobo

Departamento de Pando, 12 de marzo de 2010

Estimados amigos. -

Un amigo me preguntó cómo hacíamos para cazar peces en el río con arpones; pues él, una vez había tratado de hacerlo y le parece imposible.  Yo quiero explicarlo a todos los niños.  No es muy difícil.  En realidad, usamos un pequeño truco: Cogemos una raíz que se llama “Verbasum” que es muy venenosa: la aplastamos hasta volverla fibrosa y la arrojamos al agua; entonces los peces se quedan como adormecidos y es fácil hincarles los arpones; con un poco de suerte, hasta se los puede coger con las manos.

Pero lo que ustedes no saben es cómo hacemos nuestras telas.  De un árbol, “Bibosi”, se le corta un buen trozo de su corteza.  Luego se lo golpea con un mazo sobre un tronco hasta ablandarla.  Cuando ya está blanda se la limpia con agua, se la exprime y se la hace secar al sol.  Así ya está lista para hacernos un vestido.  Esta forma de hacer telas para trajeses más fácil que ir tejiendo hilos e hilos. ¿Verdad?

¿Qué les parece mi pueblo? Construimos nuestras casas con techos de palmeras, con o sin paredes laterales.  Dentro de las casas y amarradas a los troncos, están las hamacas hechas de palmeras trenzadas.  En el suelo está una batea de madera, (Hecha de un sólo tronco vaciada con hacha) lista para moler el maíz.

Nuestros papás se dedican especialmente a la caza y a la pesca.  Cuando vuelven con las presas invitan a toda la aldea para participar en el festín.
Para festejar acontecimientos importantes, los hombres se visten muy elegantes, se ponen más adornos que las mujeres.  En ocasiones, usan adornos de vistosas plumas y de varios colores colocados en las perforaciones que se hacen en la nariz y en el labio inferior.

Las fiestas más importantes que celebramos son:

La fiesta del MAÍZ y la fiesta de la YUCA.  En estas fiestas se come muy bien y se bebe sin emborracharse mucho.

Esperando que les haya gustado conocer algunas cosas de mi pueblo, me despido de ustedes hasta una próxima oportunidad.

Adiós,

Humaba

Niño Chacobo

Carta de un niño Tupi-guaraní

Provincia, Ñuflo Chávez, Santa Cruz, 12/03/75

Estimado hermanito:

El pueblo al que pertenezco es el Sirionó: Te digo esto porque los TUPI GUARANÍES nos dividimos en tres grandes pueblos: Los GUARAYOS, Los PAUSERNAS y nosotros, Los SIRIONOS.  Los tres grupos tenemos las mismas costumbres y la misma religión.

En general somos gente muy sacrificada y trabajadora.  Nos levantamos muy temprano, aún oscuro, para ahuyentar la noche y llamar al sol.  A veces cuando no tenemos sueño nos levantamos a comer algo o a beber un buen trago de chicha de maíz.

Somos muy austeros.  No malgastamos tiempo en fiestas ni en borracheras.

Nuestra abundancia y alegría la trae “el Abuelo” que es el Dios del Bienestar, semejante al Ekekho de los niños paceños.  Nuestras leyendas cuentan que él nos dio la yuca, el plátano y el maíz.  Que él nos enseñó el modo de hacer la chicha y cómo construir nuestras casas de hojas de palmera trenzada.

Nosotros no usamos el dinero, como los que habitan en las ciudades y pueblos.  Todo lo que necesitamos lo hacemos nosotros porque nos lo enseñó el Abuelo.

Además, tenemos un dios superior al Abuelo que es el dios Tumpa, a quien adoramos no sólo nosotros sino otros muchos pueblos del oriente boliviano.  Este dios da el poder al Abuelo y organiza a los hombres.  Por eso nosotros le queremos mucho.

Tu amigo

Chori

Niño Tupi-Guaraní

Poncho típico, Pueblos del oriente boliviano y cultura, Chiriguanos - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Silla excavada en un tronco, Pueblos del oriente boliviano y cultura, Chiriguanos - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

(Silla excavada en un tronco)

Carta de un niño Chiriguano

Departamento de Tarija, 12 de marzo de 2001

Querido amigo:

Te escribo esta carta, pues tengo mucho miedo de que tú no llegues a conocer jamás mi pueblo.  Resulta que estamos desapareciendo poco a poco.  Mi abuelo me ha contado que hace unos cincuenta años éramos más de doscientos mil y ahora apenas somos noventa mil.  Dice que nosotros fuimos muy numerosos y muy fuertes.

Todas las tribus que nos rodeaban nos tenían mucho miedo.  En realidad, los españoles, los políticos, los terratenientes que trataron de doblegarnos, no pudieron hacerlo.  Nosotros, siempre rebeldes, luchábamos para que no nos hicieran esclavos.  Escapábamos de las reducciones o pueblos que los misioneros querían formar.  Nosotros no podemos vivir si no es a nuestro modo.

Nuestro jefe o cacique es la única autoridad a la que queremos obedecer.  El Juzga nuestras peleas y resuelve nuestros problemas; le llamamos “Iguira – iya” que significa “Dueño del Palo”.  Él vive en una casa redonda hecha de troncos de madera, mientras los demás vivimos en casas cuadradas.  Son lindas nuestras casas.  Quisiera que probaras sentarte en una de nuestras sillas de madera excavada con hacha en un tronco.  Quisiera que duermas en una de nuestras hamacas tejidas por nuestras mamas.

A las mujeres de mi pueblo les gusta mucho la limpieza, por eso tienen las cosas de la casa bien ordenadas.

Si me contestas a esta carta te voy a enviar como recuerdo un poncho hecho de cuero golpeado, tal como lo usamos en los días de fiesta.  Es un poncho amplio, con mangas, y un cinturón para sujetarlo al cuerpo.

Supongo que habrás oído mucho el nombre camba, este nombre viene de nosotros.  Somos grandes, rebeldes, guerreros y libres.

Esperando tu contestación, me despido

Adiós,

Amaporiba

Niño chiriguano

Pueblos del oriente boliviano y cultura, Mosetenes - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

San Borja, Beni, 12 de marzo de 2000

Amigos:

Acabamos de volver de un caserío, y recién ahora puedo ponerme a escribirles estas líneas.  Ya los últimos hombres con los que fuimos de caza, están regresando.

Yo vivo con tres familias y todos los niños salieron a recibirnos arrojando a un rincón sus arcos y flechas con los que estaban jugando.

Mi pueblo, es un grupo de hombres cazadores muy valientes, muy temerarios.  No hay hombre que no muestre con orgullo alguna cicatriz que haya recibido en alguna cacería.

Cuando un hombre ve un puma y se propone atraparlo; va solo, para él es un reto de vida o muerte; cualquier ayuda que reciba significaría una cobardía, y en mi aldea nadie es cobarde.  Lleva bien firme su arco y sus flechas que ya están bien preparadas, con sustancias venenosas.  Cuando vuelve, trae la piel del puma como un trofeo y también trae su carne para nuestro alimento y nos la comemos casi cruda.

Como somos un pueblo cazador no nos fijamos mucho en que nuestra casa esté o no ordenada y limpia, preferimos correr tras los animales.
Parece que la próxima cacería será muy importante.  Iremos más lejos que de costumbre; los jefes ya lo están planeando todo.  Se lo contaré con detalles después.

Hasta la próxima,

Cholima

Niño Moceten

Pueblos del oriente boliviano y cultura, Mosetenes - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Carta de un niño Chiquitano

Roboré, Santa Cruz, 12 de marzo de 2000

Estimados Amigos:

Estoy seguro de que ustedes han oído hablar de mi pueblo.  Todos hablan de las célebres reducciones que los Padres Jesuitas hicieron en Moxos y Chiquitos.  Estas regiones son las que nosotros habitamos.  Muchos de nuestros antepasados allí recibieron instrucción.  Los Padres Jesuitas querían preparar a nuestros antepasados para recibir mejor la venida de nuevas culturas.  Pero hasta ahora muchos no hemos cambiado casi nada.

Nuestra principal ocupación es la agricultura y la cría de ganado.  Cosechamos principalmente: Maíz, caña de azúcar, yuca, camote, plátano, etc.

En el vestido no nos diferenciamos mucho del modo de vestir de las ciudades, pues usamos camisas y pantalones de algodón y nuestras mujeres visten el “Tipoy” que es una túnica suelta (como un camisón no muy ancho) y sin mangas.

Nuestras casas son grandes.  Tienen un armazón de palos, las paredes cubiertas de barro y el techo de hojas de motacú.

Lo que nos ha dado más fama en la región son las curaciones.  Poseemos hierbas que curan muchas enfermedades, a veces enfermedades que en las ciudades no las pueden curar.  Por eso los brujos o curanderos de mi pueblo gozan de gran autoridad, similar a la de los jefes.

Somos gente pacífica, y no necesitamos de mano dura para que nos gobiernen.  Eso sí, nos gusta estar libres y por eso no nos agrupamos en grandes pueblos.  Viajamos con frecuencia en busca de mejores tierras para las cosechas.

Si necesitan alguna hierba para curar cualquier enfermedad, me la pueden pedir, que yo gustoso se la enviaré.

Espero su respuesta, Adiós.

Onarri

Niño Chiquitano

Pueblos del oriente boliviano y cultura, Chiquitanos - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Etiquetas
.

Relacionados

Hemos visto que uno de los elementos básicos para la constitución de un Estado, además del territorio y el poder público, es el pueblo.  Conocemos también la distinción entre población y pueblo.  El primer concepto tiene que ver con la demografía y se refiere al número de habitantes, a su división en edades, sexos, actividades económicas, etc.  En cambio, el pueblo, es la comunidad organizada, con derechos y deberes civiles y políticos.  El poder público se forma por el voto de los ciudadanos.

El Estado

Hemos visto que el hombre, por su inteligencia y también por su inermidad ante los elementos naturales y ante los animales, procuró siempre vivir en comunidad, y así, desde la más lejana antigüedad encontramos grupos familiares, clanes, tribus, etc.  El Estado moderno no es más que la culminación de ese proceso y podemos compararlo a una gran familia.

Después del triunfo en Junín y Ayacucho, el Mariscal Sucre, recibió de Bolívar la orden de ingresar- al Alto Perú, donde el Gral. Pedro Olañeta aún permanecía con su ejército realista. En la población de Puno, Sucre conversó con el Dr. Casimiro Olañeta quien le hizo conocer el criterio de las provincias que formaban el Alto Perú, de erigirse en república independiente.

1783 – Nace, en Caracas, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad de Bolívar y Palacios.

1810 – Se forma en Caracas la primera Junta de Gobierno.  Francisco de Miranda llega a Caracas, llamado por Bolívar.

1811 – Proclamación de la Independencia.  Francisco de Miranda es derrotado por los realistas y capitula.

1812 – Bolívar se exilia en Curazao.  Triunfo patriota en Tenerife, luego en el Valle de Upar y Laguna Zapatoza.

San Martin y el ejército de Los Andes

José de San Martín, el libertador argentino, fue educado en España, donde siguió la carrera de las armas y posteriormente, alcanzó el grado de teniente coronel por su valor frente a las tropas napoleónicas.  De España, viajó a Londres, donde ingresó a la “Gran reunión americana”, grupo político alentado por el precursor venezolano Francisco de Miranda, y al que también pertenecía el chileno Bernardo O'Higgins.

No habiendo logrado los dos primeros ejércitos auxiliares argentinos sus objetivos, se ganaron más bien la animadversión de los habitantes del Alto Perú por las tropelías y abusos que cometieron sus soldados.  Surgió entonces una nueva forma de lucha, a la que se entregaron los altoperuanos, obligados por la desesperación: la de las guerrillas.

Grupos de combatientes, con pocas armas, arrebatadas muchas veces al enemigo, ocupaban una región a la que llamaban “republiqueta” y hostilizaban incansablemente a las tropas regulares españolas, debilitándolas cada vez más.

Los Ejércitos Auxiliares Argentinos

Varios alto peruanos tuvieron papel importante en la revolución de Buenos Aires, cuya primera junta Gubernativa fue presidida por el potosino Cornelio Saavedra (1810).  El movimiento de Buenos Aires fue secundado de inmediato por Cochabamba, ciudad que reconoció la autoridad de esa capital.  Esteban Arze y otros patriotas tomaron la plaza y en los campos de Aroma, derrotaron a los realistas.

Charcas

Imaginemos una obra de teatro, para poder entender bien a los personajes que protagonizan la revolución de, Chuquisaca, la primera que se produce en el continente.

25 mayo 1809

De una parte, tenemos a los del bando español, que son los siguientes:

Ramón García Pizarro, (descendiente directo de Francisco Pizarro, conquistador del Perú), Presidente de la Real Audiencia y Gobernador de Chuquisaca, hombre de avanzada edad.

El despotismo hispano

La primera causa para la independencia se encuentra en el despotismo con que España gobernó sus colonias, imponiendo instituciones, impuestos, monopolios en su favor, y no permitiendo que esas regiones pudieran aspirar a crear industrias propias.  Estaba coartada la libertad de comercio y buena parte de los privilegios y cargos del gobierno correspondían a los españoles, salvo contadas excepciones y era terrible el estado de sometimiento a que había quedado postrada la mayoría indígena, lo que ocasionó varias insurrecciones anteriores.

Túpac Amaru

No se puede entender el fenómeno de la vasta insurrección indígena que conmovió al continente, sin mencionar a José Gabriel Condorcanqui, alias Túpac Amaru, quien se levantó en el Cuzco, proponiendo la unión de indios y mestizos en contra de los chapetones.