Los Collas o Aymaras

Los Collas o Aymaras - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

La Leyenda de Tunupa

El Rey Makuri, héroe favorito de innumerables leyendas indígenas, fue Mallcu de Omasuyos, región que estaba unida a un solo reino con Pacajes.  Macuri se estableció en Carabuco y llegó a tener su Imperio la antigua extensión y gloria.  Durante su reinado apareció un extraño personaje en torno al cual se han tejido innumerables historias.  Este personaje es Tunupa, identificado por algunos cronistas con el apóstol Santo Tomás.

Tunupa era hombre venerable, blanco y barbado, predicaba el bien y censuraba las costumbres de los collas, como su afición a la chicha; sus guerras crueles, así como la abominable costumbre de beber sangre humana en los cráneos de los vencidos.  Con una gran cruz a cuestas llegó Tunupa a Carabuco, allí comenzó a predicar su doctrina llena de bondad, haciendo luego viajes a otras comarcas.  Con el mismo objeto llegó hasta Sica-Sica donde intentó se edificase un templo.  Molesto Macuri con las enseñanzas de Tunupa, que ofendía sus bárbaras costumbres, deseaba matarlo.  Decidióse al fin cuando supo que su hija Kara huara se había convertido, convencida por un discípulo de Tunupa llamado Kolkkehuaynakka, de quién se había enamorado.

Makuri mandó se atase a Tunupa en una balsa, la cual fue arrojada al lago.  Cuenta la tradición que ésta penetró en la tierra abriendo el río Desaguadero que va desde el Titicaca hasta el lago Poopó.  Los discípulos de Tunupa fueron muertos, y la cruz enterrada en el sitio donde la encontró el cura Sarmiento por indicación de los anansayas.

Tomado de: “Manual de historia de Bolivia” de Vazques Machicado y José de Mesa y Teresa Gisbert.  Pág. 28 Edit. Gisbert. La Paz., 1958. Bolivia.

Hilacata, Los Collas o Aymaras - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Este hombre posee un poder: el bastón es el símbolo de autoridad dentro de su grupo; a él le obedece toda una comunidad de la región del lago Titicaca.  Es el “Hilacata”.  De sus decisiones depende el progreso o el fracaso de su comunidad.

En esta misma región, hace algún tiempo, unos 800 años, gobernaban los “Hilacatas” a nuestros antecesores.

En las riberas del Lago Titicaca un gran pueblo se había organizado y había formado un imperio.  Era el Imperio Colla que agrupaba pueblos de habla aymara.

¿Qué características tenía esta cultura en nuestro territorio?

Eran pueblos dedicados especialmente a la agricultura y a la pesca.  Productos propios de la región eran cultivados para su alimentación como: la papa, la quinua, la totora, la oca.  Estos productos eran tratados para ser conservados en épocas de invierno obteniendo el chuño, la tunta, la caya.
Tenían rebaños de auquénidos que no sólo les servía de alimento sino de medio de transporte: la llama, la Alpaca, la Vicuña.  De estos animales usaban sus pieles, su carne, sus huesos, para usos domésticos.     

Características del territorio, Los Collas o Aymaras - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Estos pueblos hablaban la lengua aimara que se caracteriza por los sonidos fuertes y explosivos.  Su estructura es algo distinta a la del castellano.  Se parte de una raíz y se colocan sufijos y prefijos.

UTA = casa

UTAjja = Mi casa

UTAnaca = Las casas

El aymara es utilizado actualmente por los habitantes de estas mismas regiones, con algunas variaciones.

Pero el hilacata que gobernaba un pueblo o “Ayllu” no era el jefe máximo; el hilacata estaba bajo el mando de un “Mallcu” que era el jefe que gobernaba todo el imperio.  El Mallcu, en su deseo de gobernar con justicia, se hacía asesorar por un grupo de ancianos, “Auquis”, que con su experiencia y autoridad le podían dar sabios consejos de gobierno.

El ayllu era el grupo humano que habitaba en un territorio llamado marca.

Cuando uno de la familia fallecía, ellos no lo creían perdido para siempre, creían en la otra vida.  Pensaban que su alma destinada a vivir en otro mundo, podía volver.  Para esto debían conservar su cuerpo momificándolo.

Doblaban su cuerpo de tal manera que las rodillas tocaran su mentón y con los brazos rodearan sus piernas.  Así lo metían en canastas. Luego lo envolvían en varios sacos de cotense, y lo introducían en su tumba.  Junto a su cuerpo le ponían comida, joyas y objetos de cerámica, para así conservarlo en las tumbas que se llaman “Huacos”.  Allí los veneraban y les pedían que los protegiera.

Momificación Huacos, Los Collas o Aymaras - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

A los hombres principales que se habían destacado por su heroísmo o por su capacidad de gobierno les construían tumbas especiales, con piedras bien trabajadas en forma cilíndrica y hueca por dentro.  Dejaban un orificio rectangular a manera de puerta por donde introducían el cuerpo del héroe muerto.  Eran las únicas construcciones de piedra, pues, sus casas las hacían de adobe, fáciles de ser destruidas por los fenómenos atmosféricos.
Entre las “Chullpas” que se conservan están las de los Mallcus más renombrados por la tradición, que son Tacú Illa y Macuri.

Chullpas, Los Collas o Aymaras - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Pero no sólo veneraban a sus muertos.  Tenían otras divinidades como Con-Ticci-Viracocha, dios supremo, que tenía todo poder sobrenatural.  Era el Hacedor Supremo, origen del sol, la lluvia, el rayo y todos los poderes de la naturaleza.

Veneraban también, por ser un pueblo agrícola, a la tierra que les proporcionaba los principales medios de subsistencia.  La “Pachamama”, la Madre Tierra.

Etiquetas
.

Relacionados

Hemos visto que uno de los elementos básicos para la constitución de un Estado, además del territorio y el poder público, es el pueblo.  Conocemos también la distinción entre población y pueblo.  El primer concepto tiene que ver con la demografía y se refiere al número de habitantes, a su división en edades, sexos, actividades económicas, etc.  En cambio, el pueblo, es la comunidad organizada, con derechos y deberes civiles y políticos.  El poder público se forma por el voto de los ciudadanos.

El Estado

Hemos visto que el hombre, por su inteligencia y también por su inermidad ante los elementos naturales y ante los animales, procuró siempre vivir en comunidad, y así, desde la más lejana antigüedad encontramos grupos familiares, clanes, tribus, etc.  El Estado moderno no es más que la culminación de ese proceso y podemos compararlo a una gran familia.

Después del triunfo en Junín y Ayacucho, el Mariscal Sucre, recibió de Bolívar la orden de ingresar- al Alto Perú, donde el Gral. Pedro Olañeta aún permanecía con su ejército realista. En la población de Puno, Sucre conversó con el Dr. Casimiro Olañeta quien le hizo conocer el criterio de las provincias que formaban el Alto Perú, de erigirse en república independiente.

1783 – Nace, en Caracas, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad de Bolívar y Palacios.

1810 – Se forma en Caracas la primera Junta de Gobierno.  Francisco de Miranda llega a Caracas, llamado por Bolívar.

1811 – Proclamación de la Independencia.  Francisco de Miranda es derrotado por los realistas y capitula.

1812 – Bolívar se exilia en Curazao.  Triunfo patriota en Tenerife, luego en el Valle de Upar y Laguna Zapatoza.

San Martin y el ejército de Los Andes

José de San Martín, el libertador argentino, fue educado en España, donde siguió la carrera de las armas y posteriormente, alcanzó el grado de teniente coronel por su valor frente a las tropas napoleónicas.  De España, viajó a Londres, donde ingresó a la “Gran reunión americana”, grupo político alentado por el precursor venezolano Francisco de Miranda, y al que también pertenecía el chileno Bernardo O'Higgins.

No habiendo logrado los dos primeros ejércitos auxiliares argentinos sus objetivos, se ganaron más bien la animadversión de los habitantes del Alto Perú por las tropelías y abusos que cometieron sus soldados.  Surgió entonces una nueva forma de lucha, a la que se entregaron los altoperuanos, obligados por la desesperación: la de las guerrillas.

Grupos de combatientes, con pocas armas, arrebatadas muchas veces al enemigo, ocupaban una región a la que llamaban “republiqueta” y hostilizaban incansablemente a las tropas regulares españolas, debilitándolas cada vez más.

Los Ejércitos Auxiliares Argentinos

Varios alto peruanos tuvieron papel importante en la revolución de Buenos Aires, cuya primera junta Gubernativa fue presidida por el potosino Cornelio Saavedra (1810).  El movimiento de Buenos Aires fue secundado de inmediato por Cochabamba, ciudad que reconoció la autoridad de esa capital.  Esteban Arze y otros patriotas tomaron la plaza y en los campos de Aroma, derrotaron a los realistas.

Charcas

Imaginemos una obra de teatro, para poder entender bien a los personajes que protagonizan la revolución de, Chuquisaca, la primera que se produce en el continente.

25 mayo 1809

De una parte, tenemos a los del bando español, que son los siguientes:

Ramón García Pizarro, (descendiente directo de Francisco Pizarro, conquistador del Perú), Presidente de la Real Audiencia y Gobernador de Chuquisaca, hombre de avanzada edad.

El despotismo hispano

La primera causa para la independencia se encuentra en el despotismo con que España gobernó sus colonias, imponiendo instituciones, impuestos, monopolios en su favor, y no permitiendo que esas regiones pudieran aspirar a crear industrias propias.  Estaba coartada la libertad de comercio y buena parte de los privilegios y cargos del gobierno correspondían a los españoles, salvo contadas excepciones y era terrible el estado de sometimiento a que había quedado postrada la mayoría indígena, lo que ocasionó varias insurrecciones anteriores.

Túpac Amaru

No se puede entender el fenómeno de la vasta insurrección indígena que conmovió al continente, sin mencionar a José Gabriel Condorcanqui, alias Túpac Amaru, quien se levantó en el Cuzco, proponiendo la unión de indios y mestizos en contra de los chapetones.