Los Aztecas

Las culturas Tiahuanacota e Inca que acabamos de estudiar, por su importancia y grandeza sólo son comparables con la cultura Azteca que se desarrolló en México, pues no han existido otras culturas más importantes en toda América.

Dominio de los aztecas, México - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Los Aztecas

El pueblo azteca se caracterizaba por su fuerza militar y su carácter conquistador.  Estaban educados en escuelas donde se les enseñaba el manejo de las armas, las tradiciones o costumbres y la historia de su raza.  Un pequeño grupo era educado para el sacerdocio.

La ocupación ordinaria del pueblo era la agricultura, el comercio y la artesanía.  Para confeccionar sus vestidos usaban el algodón que teñían de colores vivos.  El soberano era elegido dentro de la familia del monarca difunto.  Era aconsejado por un Consejo Supremo.  Sólo tenía poderes absolutos cuando dirigía el ejército durante una guerra.

Moctezuma, Los aztecas, México - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

La sede de gobierno y capital del imperio era Tenochtitlán.  Tenochtitlán era una ciudad construida en una isla en la mitad del lago Texcoco; por este motivo sus calles eran canales que estaban atravesadas por puentes.

Los grupos familiares se reunían en pequeños pueblos llamados “Calpulli”.

La tierra era de propiedad común.  Quien no quería cultivar la tierra pagaba a otros para que hicieran su trabajo y se convertía en artesano o comerciante.

Cultivaban especialmente el maíz, el plátano, el cacao del que sacaban el chocolate, el maguey del que fabricaban papel, tejidos, etc.

La forma de cultivo consistía en formar islotes con canales que construían con muros de contención hechos con bloques de piedra.  El lodo del cieno de estos canales servía de abono.

Forma de cultivo, Los aztecas, México - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Las construcciones de los aztecas eran imponentes por su grandeza y lujo.

Palacio Azteca, Los aztecas, México - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

(Palacio azteca)

Los templos estaban levantados sobre grandes masas de tierra en forma de pirámide, cubiertos de bloques de piedra tallada.  La altura de estas pirámides a veces sobrepasaba los 50 metros.  En la parte superior se construía una especie de capilla donde se guardaban los ídolos y se efectuaban sacrificios.  En algunas ocasiones estos sacrificios eran de seres humanos.

El palacio del emperador, custodiado y servido por un gran número de personas, estaba adornado con ricos tejidos, oro abundante y preciosas plumas multicolores.  Tenía en el interior un zoológico compuesto por varios animales feroces y aves raras de vistoso plumaje.  También tenía una especie de museo de enanos y seres humanos deformes.

Huitzilopochtli “Colibrí zurdo”

La Organización social de los aztecas, su vida artística y su historia estaban muy ligadas con su religión.

Aunque adoraban varios dioses, el principal era Huitzilopochtli, a quien ofrecían terribles sacrificios humanos.  Las víctimas eran arrastradas al templo a través de las graderías; una vez llegados al altar eran sujetados por cuatro sacerdotes; el sacerdote sacrificador, de un solo golpe, le abría el pecho con un cuchillo de sílex u obsidiana.  Le sacaba el corazón y se lo ofrecía a Huitzilopochtli.

Cuchillo sacerdotal, Los aztecas, México - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Contrastando con estos crueles sacrificios estaba el Dios Quetzalcóatl o serpiente alada.  Este dios era el benefactor de la humanidad, pues enseñó al pueblo a cultivar el maíz; a tejer, a trabajar la piedra y los metales.

Sacrificios al Dios Quetzalcóatl, Los aztecas, México - Ciencias Sociales - Ibolivia.net

Los aztecas creían en un mundo futuro a donde iban los guerreros muertos en combate y las víctimas sacrificadas a los dioses.

Etiquetas: